fbpx
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Vamos a hablar de coches

Tabla de contenidos

Hay una regla establecida entre hombres que dice que debes conocer de coches y deportes, la cual desafortunadamente yo desobedezco todos los dias, excepto cuando estos se unen con la tecnología.

Desde agosto de 2013 Uber está en territorio mexicano y cada vez más gente utiliza normalmente el servicio llegando al punto de convertir a la CDMX en la ciudad que más lo utiliza en el mundo. Aunque todavía son muchos los que desconocen este tipo de alternativas para la movilidad, que pasaría si les contara ese solo es el medio para llegar a la verdadera gran tecnología que son los self-driving cars o coches autónomos. Y es que ya no es cosa de ciencia ficción o algo que esté a décadas de distancia en esta semana ha habido 2 nuevas noticias.

La primera noticia fue que Alphabet, el conglomerado multinacional de empresas de tecnología al cual pertenece Google, le ha dado la bienvenida a su nuevo bebé llamado Waymo, que desde 2009 nosotros conocíamos como Google self-driving car project y que en resumidas cuentas es el desarrollo de la tecnología necesaria (sensores, análisis en tiempo real y machine learning) para dotar a un coche de la capacidad para conducirse a sí mismo.

La segunda es que Uber está comenzando a utilizar coches autónomos como los desarrollados por Google, para proporcionar su servicio por las calles de San Francisco en Estados Unidos, pese a la prohibición del departamento de transportes del estado. Lo cual significa que si te encuentras en esa ciudad y solicitas un Uber, llegará por ti un lindo coche con 1 o 2 personas abordo, cuya única función es monitorear que el coche se comporte como debería, mas no manejarlo, excepto en casos extremos.

Es cierto que todos estos avances traen consigo muchos dilemas que se deberán enfrentar antes de que el público este expuesto a ellos, cuestiones sobre la seguridad de los peatones, la de los pasajeros, dilemas morales sobre a quién se le debería de dar prioridad en casos de accidentes, cuestiones sociales sobre equidad, distribución de la riqueza, la privatización de los medios de transporte y muchos más que aún ni siquiera imaginamos. Pero, mientras más antes las administraciones de todos los países en el mundo comiencen a analizar todos estos problemas, mejor nos podremos adaptar al futuro. Porque si la pregunta es: ¿Deberíamos tener estos sistemas en nuestra vida? la respuesta es SI DUDA ALGUNA. Como seres humanos imperfectos siempre estamos expuestos a cometer errores que una maquina no haría y si lo que lamentamos son los sucesos trágicos provocados por personas inconscientes al volante, bueno, siempre está la solución de retirarnos de la ecuación.

De nuevo, como siempre pasa con cualquier cosa que una vez creímos parte de la ciencia ficción, ya no se trata de si se inventará algún día o si será posible, se trata de cuánto tiempo pasará hasta que lo veamos en marcha con nuestros propios ojos y más nos vale estar listos para cuando se comience a implantar en nuestra vida, no nos vaya a pasar como a los taxistas con Uber.

Comparte este artículo en tus redes:

Facebook
Twitter
LinkedIn

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

Recibe más artículos como este directamente en tu bandeja de correo

Puedes cancelar en cualquier momento y no te enviaré spam